Quiero contarte un cuento, pero no un cuento cualquiera sino el que siempre quisiste tener o regalar. Para ello has de abrir tu corazón y contarme, sin vergüenzas, todo aquello que dé consistencia a la historia y su protagonista. Eres tú quien tiene que hacer que mis...